Saltar al contenido
Tienda de detectores de metales

Buscadores de tesoros en españa

Las leyes que rigen el descubrimiento de tesoros por parte de aficionados que buscan con detectores de metales varían mucho de un país a otro y, en casos como el de España, son muy restrictivas. En cambio, en países como Noruega, los candidatos pueden obtener recompensas muy importantes.

El caso que nos ocupa se remonta a 2016, cuando un buscador de metales aficionado, Magnus Meistad, realizó un importante descubrimiento en el municipio noruego de Skaun, en la región de Trøndelag.

Uno

Lo primero que necesita un cazador de tesoros es una sonda de acero. Una baqueta, o chuzo. Especie de varilla delgada que termina, por un extremo, en punta, y por el otro, soldada, en un tubo más grueso que sirve para arrojarla. Con esta herramienta en forma de T, descubre los «entierros» del pasado. Además, se requiere linterna frontal, pala, balde, soga, guantes, máscara y calzado cómodo (de preferencia botas altas). Algunos buscadores traen bebida a su viaje para frotarse o para ahuyentar a los malos espíritus.

A los cazadores de tesoros arqueológicos se les llama huaqueros porque abren huacas, que en kichwa significa lugar u objeto sagrado. A ellos el adjetivo les parece despectivo. dice un hombre que lleva casi quince años buscando rastros de la historia prehispánica en el Ecuador y pide permanecer en el anonimato. Dice que su interés es «rescatar la historia», pero de todos sus viajes solo conserva algunas cerámicas en su casa, la tripulación que lo acompaña espera una recompensa monetaria y la norma es vender todo y compartir las ganancias. A veces les dan cinco dólares la pieza y cuatrocientos el lote entero. Usualmente la mitad de las piezas que sacan pertenecen al dueño de la tierra. «Te dicen, ¿qué es mejor, el 50% de algo o el 100% de nada?» dice el hombre que trabajaba como ingeniero hidráulico antes de quitarse el polvo de las botas.

¿Quieres Sentir? ¿Te gustaría practicar esta apasionante forma de recreación y ocio?

  • En zonas o espacios arqueológicos declarados Bien de Interés Cultural (BIC). (Zonas de interés cultural BIC, castillos, iglesias, y zonas catalogadas como yacimientos arqueológicos. Debemos mantener una distancia de unos 2 km con estos sitios para evitar posibles problemas.)
  • Parques Naturales.
  • Zonas Privadas que no reciben permiso del dueño del terreno.
  • Dentro de 2 km de estas áreas.