Saltar al contenido
Tienda de detectores de metales

Compro oro cerca de mi ubicacion

España y el oro: un poco de historia

Según el World Gold Council, la organización para desarrollar el mercado de la industria del oro, formada por las mayores empresas mineras del mundo, España está en el vigésima posición, con 281 toneladas de oro y reservas por valor de 10.261 millones de euros.

GEMAS

Las gemas son piedras preciosas que se pueden cortar y pulir para fabricar productos de joyería. ¿Cómo haces esto? A través de los diferentes tipos de tallas, se encuentran tallas versátiles, como la talla brillante del diamante, y los cabujones. Definiéndolos aún más, son sustancias naturales con cualidades como belleza, durabilidad y escasez.

Se pueden clasificar en dos tipos: gemas preciosas (diamante, zafiro, rubí y esmeralda) y gemas semipreciosas (amatista, topacio, perla, jade, turquesa, lapislázuli, malaquita o cuarzo).

Evolución del oro y su precio, así como un poco de experiencia profesional en el sector

Hubo muchas controversias y quejas de los usuarios:

  • Sin información adecuada informarse sobre el precio del oro
  • No tener balanzas certificadas por el Ministerio de Industria
  • No mostrar los detalles de la operación en la venta de piezas de oro, plata o diamantes

Psicología y Marketing Navidad

Como decía al principio de este artículo, la Navidad está a la vuelta de la esquina. Nuestra fe occidental nos obliga a entender estas fechas como días de amor, fraternidad, familia, paz… pero también de consumo, abundancia y derroche. La navidad no se entiende, sin regalos, sin fiestas, salidas a comer, cenas, viajes… es como si la mesura que hemos mantenido durante todo el año ahora estuviera libre de vetos y nuestro subconsciente da la mesura libre de nuestro impulso consumista con la siguiente único argumento: «Ya es Navidad… me lo puedo permitir porque además… lo valgo». El lector puede ver que me refiero entre comillas a dos eslóganes de las campañas publicitarias de dos conocidas firmas. Los anunciantes sabemos cómo funciona nuestra mente y no dudamos en utilizar los peores trucos para motivar las decisiones de compra. pero claro ellos hacen su trabajo, son cazadores de consumidores y nosotros somos su presa, por lo que tenemos que usar nuestros recursos para escapar de este tipo de amenazas constantes.

Una de las mejores maneras de no dejarse llevar por el consumismo es usar el sentido común, sin duda el menos usado en estos momentos. ¿Podemos comprar esto o aquello o no? ¿Nos hace bien ahora o después?, son preguntas que deberíamos hacernos antes de cada decisión, pero en Navidad estamos felices de traspasarnos con la embriaguez de los envases de consumo, eso sí, con amor, familia, amabilidad…etc.