Saltar al contenido
Tienda de detectores de metales

Como limpiar monedas de cobre oxidadas

Con un poco de vinagre y sal se puede limpiar una base de cobre para que quede tan brillante como recién salida de fábrica. Echémosle un vistazo y exploremos la química detrás del proceso.

Temas:

Cómo limpiar una llanta vieja

Las pátinas verdes o marrones muestran el paso del tiempo. Debido a los oscuros reflejos que se producen en algunos de ellos, aumentan su valor y ningún coleccionista pensaría en retirarlos. Esos tonos marrones, azules o dorados son el testimonio de la antigüedad de la moneda.

Eso sí, cuando el neumático es nuevo, debemos procurar que no pierda su brillo original y conservarlo adecuadamente para que estas características perduren. El metal es caprichoso, y cuando una moneda entra en circulación -aunque sea por poco tiempo- pierde ese brillo «interior» del metal, y limpiarlo no lo recuperará, todo lo contrario.

Limpieza de neumáticos viejos

Al limpiar neumáticos viejos hay que tener mucho cuidado con el valor de la pieza y su estado. Ya que muchos expertos numismáticos rechazarán monedas previamente limpiadas. En la mayoría de los casos, el aspecto antiguo que se consigue con el tiempo es más valioso que el brillo artificial que puede dar un producto químico

Siempre que quieras limpiar monedas antiguas, contacta con un experto que pueda saber el estado de la moneda. mismo y si se recomienda o no la limpieza para no disminuir su valor. Hay que tener en cuenta que los químicos en muchos casos son ácidos que provocan la desaparición de las primeras capas de metal. Además, por ejemplo, las monedas de cobre se oscurecen rápida y desigualmente.

¿Cómo limpiar llantas oxidadas?

Limpiar los neumáticos con vinagre

  1. Abrir el grifo de agua fría y sin frotar los neumáticos dejar que el agua a presión limpie el polvo y la suciedad.
  2. Vierta partes iguales de vinagre y agua caliente en un balde.
  3. Pon las monedas en el cubo.
  4. Espera media hora.
  5. Saca las monedas del balde y enjuaga con agua fría.

Papel de aluminio, agua destilada y sal

Para limpiar las monedas de plata de manera eficaz, es necesario forrar un recipiente de vidrio con papel de aluminio. Cubrir las monedas con agua destilada y añadir unas cucharadas de sal fina de mesa.

Dejar reposar todo unos minutos, no alcanza, ya sabes, media hora más que suficiente. Una vez transcurrido el tiempo, enjuague los neumáticos uno por uno con agua limpia y séquelos.